Lilita Carrió no convoca a la marcha del #120 y marca diferencias con Juntos por el Cambio

La exdiputada y aliada gubernamental de Macri durante el gobierno de Cambiemos, señaló que no quiere estar en “los extremos”. “El que se radicalice juega en contra de la Argentina”, afirmó.

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, confirmó que está “separada de la política partidaria” porque no quiere “formar parte de los extremos de Juntos por el Cambio, ni tampoco de los extremos radicalizados del kircherismo”, y en ese sentido afirmó que “no convoco a la marcha” prevista para hoy a modo de banderazo.

Carrió enfatizó que hay que “empezar de nuevo, sin rencores ni pasiones”, y advirtió que “el que se radicalice está jugando en contra de la Argentina, ya sea por izquierda o por derecha”.

En un mensaje antigrieta, la socia de Mauricio Macri para llegar al poder en 2015, hizo un “llamado profundo a despojarnos de las pasiones, a aceptar y a empezar con salud mental”. “Quiero apelar a esa no violencia, a un empezar de nuevo sin rencores ni pasiones”, remarcó durante una entrevista en PPT

En este contexto, Carrió ratificó que tanto ella como la Coalición Cívica están alejados “de todos los extremos”, porque “los extremos nos llevan a una violencia de la palabra que no es”.

En cuanto a si considera que hay una fuerza política impulsada por el Presidente Alberto Fernández, la exdiputada señaló que “el albertismo no existe, es una ficción”. “Lo que existe y lo que existió es Cristina, el cristinismo, el kirchnerismo”, sentenció.

En cuanto a la pandemia del coronavirus, Carrió afirmó que “vamos a tener que convivir con la pandemia, porque forma parte de la geopolítica mundial, el tema es cómo vivimos con eso, la respuesta es la medicina integrativa, con refuerzos nutricionales que ayudan a garantizar inmunidad frente al coronavirus”. Medios nacionales.

error: Este contenido está protegido.