El Aguará Guazú se suma a las esculturas de animales autóctonos en avenida 33

La flamante obra del Aguará Guazú, junto a su cría, está siendo creada de la misma manera que las anteriores, por el artista Rubén Darío Marcoff, en la avenida 33 entre 14 y 16, sumando cuatro esculturas de animales autóctonos que embellecen la ciudad.

En la mañana de ayer el artista se encontraba trabajando en los detalles finales y comentó que el trabajo se realizó en cemento tallado, no se utilizaron moldes, la estructura es de hierro y tiene una base en el piso que se eleva mediante un armazón que en el interior es hueco. Al estar en la vía pública se aumenta en un 5% el tamaño normal del animal.

“Lo más complejo es la estructura por el tiempo que lleva, sin embargo, la pintura es un 50 por ciento de valor para que quede bien terminada”, explicó el escultor.

También agradeció al intendente Bruno Cipolini por confiar en su trabajo y continuar con la creación de una de esculturas de animales autóctonos en distintos puntos de la ciudad.

La idea es que estas esculturas inspiren a los vecinos a cuidar, amar y defender la naturaleza y su belleza.

error: Este contenido está protegido.