Universidad Cínica Radical por Rodrigo Ocampo

Por Rodrigo Ocampo

Por primera vez en la historia democrática y constitucional de la Provincia del Chaco emergen
de forma simultánea dos grandes definiciones políticas, casi como un efecto de la pandemia.
Frente a los puentes propuestos por el gobernador, miembros de la oposición devuelven con
dinamita política. Acción abierta del gobierno, reacción cerrada de la oposición.
Asumen el cinismo, es decir, intentan convencernos desde las verdades que expone una fuerza
política que significó los peores años del Chaco, y una alianza federal que puso en una ocasión a
Fernando De la Rúa y en otra a Mauricio Macri.
¿Dónde dictan clases de gobierno los muchachos de la Universidad Cínica Radical?
Piden apertura, humildad y una salida a los conflictos. Acto seguido el gobernador toma la posta,
se constituyen puentes de diálogo entre oficialismo y oposición vía zoom, encabezados por el
propio Jorge Capitanich. Definiendo una profunda posición democrática de acuerdo entre
poderes, partidos políticos y sectores sociales. Un puente que incluye diálogo y respeto. Un
hecho casi inédito, algo que jamás en la historia de los gobiernos radicales se generó, porque
fueron pocas veces electos o porque cuando gobernaron tuvieron experiencias de mala calidad
o inconclusas, a nivel nacional.
Todas las veces que la UCR toma la palabra es para atacar. Es sistemático, un doble estándar de
supuestos señores franceses que juegan a las zancadillas. La oportunidad de construir un nuevo
piso político exige transformar las reglas de juego del sistema, sus representaciones y el modelo
de Estado que necesitamos para el desarrollo de la Provincia del Chaco.
Tenemos problemas, eso es cierto. Algunos heredamos, otros provienen de las enormes
consecuencias de la pandemia y también hay problemas propios de una gestión que tiene seis
meses, y que está en las mejores manos. Por lo tanto, se podrá rectificar en los asuntos que
merezca cada situación o bien ratificar objetivos, y seguir, hay tiempo. Somos peronistas, del
tiempo y su administración, entendemos un poquito más que ustedes.
Jorge Capitanich y Alberto Fernández tienen la inmensa responsabilidad de encontrar un rumbo
en medio de un mundo incierto, complejo y sofisticado. Ningún país del mundo la tiene resuelta,
nada hace pensar que después de la hecatombe neoliberal y la pandemia tendremos un
escenario de rápida resolución.
Todas las discusiones que haya que dar estarán en la Cámara de Diputados del Chaco, la lógica
del látigo se terminó hace tiempo, casi al mismo tiempo que la UCR dejó de gobernar en el
Chaco. Son ustedes, quienes ayudaron a Mauricio Macri y hoy desconocen los problemas
estructurales de la economía, la salud y la educación. Nosotros no. La amnesia es suya.
La Reforma Constitucional exige un debate profundo, serio y abierto. Sabemos que puede
prosperar o no, y es casi seguro que la dirigencia radical y los sectores juveniles del territorio y
la universidad estarán atentos a este debate.
Es inminente un cambio dentro de todas las estructuras de representación política, y eso no será
por la generosidad de una dirigencia repleta de privilegios. No esperamos eso de muchos de
ustedes, porque eligieron un lugar en la historia y darán las explicaciones que deban dar a sus
propias bases. Eso es un tema de la UCR. La militancia radical habla, y las urnas también.
¿Ustedes creen que la militancia radical quiere que siempre sean los mismos candidatos a
diputados, intendentes o el candidato a gobernador?
La descentralización tendrá lugar dentro del debate legislativo. Entre los municipios del Chaco
ya avanzamos en las bases de acuerdo y gestión respecto a este tema, porque consideramos
que el federalismo se debe plasmar en medidas de gobierno y leyes, empezando por las políticas
de mayor cercanía de la comunidad y el respaldo a los intendentes de todos los partidos
políticos, sin distinción de ninguna naturaleza.
Una nueva oportunidad incluye ceder posiciones y abrir el debate, con seriedad y compromiso
con la Provincia del Chaco. Cerrar la grieta es sumarse como bien lo hace Horacio Rodriguez
Larreta a cada medida de gobierno, y como también lo hacen muchos intendentes de Vamos
Chaco, colaborando en las medidas de prevención del Covid 19 y cuidando su comunidad.
Ayudar, participar, colaborar y también corregir, eso también lo hacemos con muchos
intendentes e intendentas. Incluyendo los suyos, que, por cierto, recuerdan que durante el
macrismo no recibieron más que destrato y migajas. Además de mucha presión para firmar el
Pacto Fiscal que quitó recursos a los municipios, entre otros dolores por ajuste, desinversión y
vaciamiento del Estado.
Una vez más, es necesario realizar un contrapunto frente a tamaño ataque que ustedes realizan
contra el gobernador Jorge Capitanich. No esperamos que salgan a aclarar nada, ni siquiera que
se solidaricen con el espionaje que Mauricio Macri realizó con Ángel Rozas, si creen que callando
o instaurando odio en redes sociales, volverán a gobernar el Chaco, allá ustedes.
Las elecciones son en 2021, mientras tanto hay tiempo sobrado para bajar el fuego permanente
y la violencia política e institucional que practican contra el gobernador. Hay frases y actitudes
que están a las antípodas de Raúl Alfonsín, y resultan un caldo de cultivo que sirve para el
amarillismo mediático o la fiebre de facebook que de pronto sienten algunos viejos vinagres.
La oportunidad de construir una oposición moderna, democrática y ágil es la salida a todo esto,
gobierno y oposición avanzando en temas comunes. El hambre, la salud, la educación, el trabajo
o el federalismo, todo podrá ser sometido a debate en los términos del equilibrio democrático
y los consensos.
Son los gestos que la comunidad aplaude, en medio de tamaño esfuerzo de todos, es
imprescindible deponer la malicia y bregar por un marco de consensos que permitan transitar
lo que resta de la cuarentena, construyendo una agenda de trabajo, producción y empleo que
devuelva mayor bienestar a nuestro Pueblo.
El cinismo lastima, y en una sociedad que tiene preocupación y dolor, es indispensable deponer
actitudes tan lesivas a la democracia chaqueña.
Rodrigo Ocampo
Secretario de Municipios
Congresal del Partido Justicialista del Chaco

error: Este contenido está protegido.