7 de agosto: Día de San Cayetano

El patrono del pan y el trabajo dedicó su vida al prójimo y en la Argentina convoca a miles de fieles cada año. Su celebración el 7 de agosto se debe al día de 1547 en que falleció.

San Cayetano nació en una familia acomodada y decidió dejar todo atrás para dedicarse al cuidado del prójimo. Ese gesto de renunciamiento y entrega fue muy valorado y tiene un lugar especial en la Argentina, donde cada 7 de agosto, en recuerdo del día de 1547 en que falleció, miles de fieles se acercan a su iglesia en el barrio de Liniers, Buenos Aires.

Patrón del pan y el trabajo, San Cayetano fue hijo del conde Gaspar de Thiene y de María di Porto. Estudió derecho en la Universidad de Padua pero desde muy joven sintió una necesidad de ayudar a los demás, sobre todo a los más necesitados a través de la fe y de la iglesia católica.

Apenas concluyó sus estudios comenzó a trabajar en la corte del papa Julio II, en Roma, como protonotario papal. Y durante esa práctica profundizó una vida de reflexión y filosofía.

En ese camino del pensamiento, San Cayetano creó la Asociación del Amor Divino, que tenía como objetivo enseñar a los socios a llevar una vida basada en la ayuda a los demás, especialmente a los enfermos y a los más necesitados.

Además, en Venecia fundó un hospital para enfermos terminales, donde se los cuidaba durante la última etapa de su vida. Finalmente, San Cayetano se desprendió de todos sus bienes y se los brindó a los más pobres. Estaba convencido, entre otras cosas, de que la iglesia debía tener como objetivo primordial renovar el espíritu y fortalecer la labor misionera de los sacerdotes, según publicó el diario Clarín.

Miles de fieles acudían este miércoles al santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, para pedir y agradecer al santo del Pan y el Trabajo.

Con el lema de “Querido San Cayetano, como pueblo y familia, ayúdanos a ver a Cristo vivo en cada hermano”, la fiesta impregnada de fe popular tenía lugar como es habitual en el santuario, en honor al santo, ubicado en Cuzco 150 de Liniers.

MILES DE FIELES EN LINIERS PARA PEDIR Y AGRADECER A SAN CAYETANO

Desde la madrugada y hasta las 11:00, cuando se celebre la misa central encabezada por el Obispo de Buenos Aires, Monseñor Mario Poli, se ofrecían oficios cada hora.

En tanto a partir de las 13:00 y hasta las 23:00, las misas pasarán a ser cada dos horas.

A partir de las 0:00 se abrieron las puertas del templo y comenzaron a desfilar que en algunos casos habían acampado a lo largo de cinco cuadras para acercarse a la imagen del Patrono, acompañados por una madrugada invernal no tan cruda, aunque algo ventosa.

“Para agradecer y pedir por mis hijos y mis nietos. Hace 30 años que vengo. Pasamos la noche acá y la vivimos como una fiesta grande”, expresó una mujer que aguardaba en la madrugada para tocar la imagen del santo al canal TN.

error: Este contenido está protegido.